Guía para elegir la mejor almohada: Descubre tu compañera perfecta para un sueño reparador

Una buena almohada es clave para disfrutar de un sueño de calidad y despertar renovado cada mañana. Sin embargo, con tantas opciones disponibles en el mercado, puede resultar abrumador elegir la almohada adecuada para ti. ¡No te preocupes! Con esta guía, te ayudaremos a encontrar tu compañera perfecta para un descanso óptimo:

1.Considera tu postura al dormir: ¿Eres de los que duermen boca arriba, de lado o boca abajo? La posición en la que duermes puede influir en el tipo de almohada que necesitas. Por ejemplo, si duermes de lado, es posible que prefieras una almohada más firme y gruesa para mantener tu cabeza alineada con tu columna vertebral.

2.Conoce tus preferencias de firmeza: Las almohadas vienen en una variedad de niveles de firmeza, desde suaves hasta firmes. Piensa en tus preferencias personales y en cualquier condición médica que puedas tener, como dolores de cuello o espalda, al elegir la firmeza de tu almohada.

3.Elige el material adecuado: Las almohadas están disponibles en una amplia gama de materiales, incluyendo plumas, espuma viscoelástica, látex y fibras sintéticas. Cada material tiene sus propias características únicas en cuanto a suavidad, soporte y transpirabilidad. Toma en cuenta tus preferencias de comodidad y necesidades específicas al seleccionar el material de tu almohada.

4.Considera las alergias: Si tienes alergias, es importante elegir una almohada que sea hipoalergénica y resistente a los ácaros del polvo. Busca almohadas fabricadas con materiales naturales o tratadas con procesos que minimicen la acumulación de alérgenos.

5.Prueba antes de comprar: Si es posible, prueba diferentes almohadas antes de tomar una decisión final. Muchas tiendas ofrecen almohadas de muestra para que puedas evaluar su comodidad y soporte antes de realizar la compra.

.

6.Reemplaza tu almohada regularmente: A medida que pasa el tiempo, las almohadas pueden perder su forma y firmeza, lo que puede afectar su capacidad para brindar un soporte adecuado. Considera reemplazar tu almohada cada 1-2 años para garantizar un descanso óptimo.

Con estas pautas en mente, estarás mejor equipado para elegir la mejor almohada que se adapte a tus necesidades y preferencias individuales. ¡Que tengas dulces sueños 😇 y un descanso reparador! 😴🤍

C o l c h o n e r í a I m a r ☁️

Cómo acertar al elegir almohada

La almohada es un elemento indispensable para tener un buen descanso. Un síntoma de que es hora de cambiar de almohada puede ser que empieces a despertarte con dolores de hombros o cuello. También es recomendable hacer una revisión de nuestra almohada si cambiamos nuestro colchón, tal vez las nuevas propiedades de nuestro sistema de descanso introduzca cambios a nuestra hora de dormir y necesitemos también renovar nuestras almohadas.

Veamos como podemos elegir nuestra almohada ideal con la ayuda de algunos consejos de una de nuestras marcas de referencia Moshy.

¿Cuál es el tamaño que necesito?

La anchura no debe superar el tamaño de nuestros hombros. Si dormimos con nuestra pareja, lo ideal sería utilizar dos almohadas separadas para poder elegir un tamaño de almohada acorde a la fisionomía de cada persona.

Elegir la almohada según nuestra posición al dormir

Si nuestra posición a la hora de dormir es boca abajo o es para niños que estén en el tránsito de cuna a la cama lo ideal es que el colchón sea de firmeza alta y elegir una almohada suave media baja o baja, especialmente en los niños pequeños lo ideal es usar una almohada baja.

Si dormimos boca arriba o de costado, nuestro colchón debería ser de firmeza media y nuestra almohada también de una firmeza media.

Si nuestra posición es únicamente de costado, lo ideal es que nuestro colchón sea de firmeza suave, y elegir una almohada de una altura media alta u alta.

¿Cuál es el mejor relleno de Almohada?

Existen modelos de relleno sintético, plumón, látex o viscoelástica.

Almohadas de Fibra o sintéticas

La fibra de poliéster es muy resistente y con muy buena estabilidad. En el proceso de cardado en multicapas como en el que realizan en la casa Moshy, se obtienen almohadas con una densidad uniforme, con volumen y además suavidad.

Entre sus propiedades destacan:

  • La adaptación ergonómica.
  • La capacidad de recuperación y transpiración.
  • Tacto muy suave, símil duvet.
  • Comportamiento analérgico.
  • Mantenimiento de las propiedades tras los lavados.
  • Lento envejecimiento por el uso.
  • Lavables

Existe tal variedad de modelos y firmezas que son aptas para todo tipo de personas y hábitos de descanso.

Plumón

Cuanto mayor es el tamaño de los plumones, menos cantidad hacen falta para conseguir un determinado volumen o firmeza en la almohada .

Podemos afirmar que en términos generales la Oca, por tener un tamaño superior al Pato, tiene los plumones de mejor calidad.

  • Las almohadas con relleno de plumas son blandas, y muy suaves.
  • Se recuperan fácilmente palmeándolas
  • Es conveniente ventilarlas para eliminar la transpiración del cuerpo.
  • Lavables.

Este tipo de almohada está más pensado para los que duermen boca abajo o para quienes deciden descansar con una almohada muy baja.

Almohadas de Látex

El látex, es un polímero natural que se obtiene a partir de la savia lechosa del árbol del caucho (Hevea Brasiliensis).

Entre sus propiedades destacan:

  • La elasticidad  que permiten una perfecta adaptación  sobre la almohada.
  • Alta transpiración.
  • Propiedades anti bacterianas y antifúngicas.
  • Gran durabilidad, Es Indeformable y biodegradable.
  • Es insoluble en agua y no acumula electricidad estática.
  • Lento envejecimiento por el uso.

Todas estas propiedades lo convierten en un material muy apreciado y utilizado tanto en colchones como en almohadas.
Pensada para las personas que descansan de espaldas o costado y eligen sentir la almohada al descansar.

Almohadas de Viscoelástica

Conocida también como foam de memoria, es un material de alta tecnología desarrollado en la década de los 70. Ofrece una sensación de ingravidez al adaptarse de forma absoluta al organismo, en función de la presión y la temperatura que recibe del cuerpo.

Utilizado como núcleo en la almohada, potencia sus propiedades ergonómicas, eliminando puntos de apoyo inadecuados sobre las cervicales y alargando el tiempo considerado como óptimo durante nuestro descanso.

Cuídala bien

Ya elegida la almohada , es importante que cuides bien de tu almohada, alargarás su vida útil, que puede extenderse hasta unos 5 años.

  • Airea la almohada habitualmente: abre las ventanas antes de hacer la cama, y ventílala bien, al aire, una vez a la semana.
  • Dale la vuelta a menudo: así evitarás que se deforme.
  • Compra una almohada lavable: basta con lavarla una o dos veces al año.
  • Usa una funda de protección que, esa sí, deberías lavar cada dos meses.
  • Palmea habitualmente la almohada, tendrás la sensación que cada día estrenas almohada.

Fuente: https://www.moshy.es/acertar-al-elegir-almohada/