Almohadas de Fibra

Una vez que elijas la almohada que mejor se adapte a ti, también es importante que la cuides. Dale la vuelta habitualmente, ahuécala a menudo y usa una funda de protección.